Nueva Carta de Porte Electrónica: Resolución publicada en el Boletín Oficial

Se publicó en el Boletín Oficial de la Nación la Resolución General Conjunta 5017/2021, por la cual se establece la nueva Carta de Porte para el Transporte Ferroviario y Automotor de Granos, tal la denominación con que se la identifica.

Entre los datos más importantes destacamos:

Se establece “el uso obligatorio de los comprobantes electrónicos denominados “Carta de Porte para el Transporte Ferroviario de Granos” y “Carta de Porte para el Transporte Automotor de Granos” (ambos, en adelante, “Carta de Porte”)”, o sea, en este último concepto, el documento sigue llamándose en forma corriente como hasta ahora.

¿Qué cambia?

Consultado el Cr. Erardo Gallo, gerente de la Sociedad de Acopiadores de Granos de Córdoba y un especialista reconocido en estas materias, le informó a Agroverdad cuáles son algunos de los cambios que se introducen al documento que –hay que señalarlo- ya estaban pre-anunciados hace seis meses y no contiene cambios que pudieran catalogarse como “revolucionarios”.

Una novedad, la representa el hecho de que todos los actores de una operación podrán hacer seguimiento vía Internet de la carta de porte, desde el titular pasando luego por intermediario, remitente comercial (si lo hay), destinatario y corredor.

Cabe apuntar que este sistema ya se aplica en otros servicios, como los de correo o empresas privadas de comercio electrónico.

¿Cómo será?

La resolución no contiene un “modelo”, por tanto, habrá que esperar una próxima reglamentación, para saber cómo será el documento que llevará el transportista, se supone que, en formato digital, ya que en la resolución se habla de la supresión del papel.

Hasta ahora -y desde hace varios años-, la Carta de Porte se obtenía vía Internet, constando luego de 5 copias. El l transportista de la mercadería debía llevar ejemplares del documento para exhibirla ante las autoridades de fiscalización y, obviamente, los intervinientes en la operación.

Otra novedad es que “se masifica” es la Carta de Porte Ferroviaria y el CTG (Código de Trazabilidad de los Granos), que estaba en forma incipiente y un tanto difusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *